Devocional de Hoy


Salmo 63:3-5


"Tu misericordia es mejor que la vida; por eso mis labios te alaban. ¡Yo te bendeciré mientras tenga vida, y en tu nombre levantaré mis manos! Mi alma quedará del todo satisfecha, como si comiera los mejores platillos, y mis labios te aclamarán jubilosos!"


No hay nada ni nadie fuera de Dios que nos pueda satisfacer ni dar la plenitud que buscamos. He y continúo aprendiendo que Jesús es suficiente para cada área de mi vida. Él lo es todo en todo.

Tal vez puedas decir que todo suena muy bonito pero no sabes cómo hacerlo realidad y honestamente creo que estos versos tienen la clave de ello. Primero, habla de la misericordia de Dios. Tú y yo hemos recibido la mayor misericordia posible al ser redimidos por Jesús. Ese es el acto más impresionante que nos trae la mayor esperanza y descanso eterno y es importante realmente comprenderlo y no perderlo de vista. En segundo lugar, vemos que dice, "por eso mis labios te alaban". Como lo he mencionado varias veces, en ocasiones perdemos de vista lo que Jesús hizo y nos volvemos demandantes e ingratos, sin comprender que ya ha hecho lo más increíble y que por ser Dios merece TODA alabanza. Por último, quedamos satisfechos al glorificar a Dios, al bendecir, y vivir para Él porque fuimos creados por Él y para Él. No hay nada fuera de Dios que nos pueda satisfacer como lo hace Él.

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo