Palabra del día


Hechos 3:19

"Así que, arrepentíos y convertíos, para que sean borrados vuestros pecados; para que venga de la presencia del Señor tiempos de refrigerio."


El arrepentimiento no solo es decir 'perdón', si eso no es seguido por un cambio de conducta entonces solo son palabras lanzadas al aire. Aunque la lucha con el pecado es constante y real, es muy diferente abrazar el pecado y continuar en lo mismo, que luchar por no caer en lo mismo una y otra vez.

El pecado siempre viene con la mentira que nos va a satisfacer y que vale la pena, pero eso es una gran mentira. Por eso Jesús nos llama a seguirlo y MORIR a nosotros mismos, morimos a los que queremos, a nuestros deseos y le decimos 'no' a nuestra carne. Es necesario esto para poder recibir no solo perdón sino también un descanso que solo proviene de Dios. Te quiero retar a que veas tu vida, analices tu corazón y que le pidas a Dios que traiga convicción a tu corazón sobre áreas en las cuales estás luchando y que recuerdes que día a día debemos morir a nosotros mismos.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo