top of page

Hasta aquí nos cuidó el Señor


Después Samuel tomó una piedra, la colocó entre Mizpa y Sen, y la llamó Ebenezer, «El Señor no ha dejado de ayudarnos».

(1 Samuel 7:12)


Dios demostró su gracia dando la victoria a su pueblo. Él perdonó a Israel que andaba lejos de sus caminos, cuando el pueblo se volvió hacia él arrepentido. Dios oyó su clamor y sus oraciones y los salvó de los enemigos filisteos, dándoles una grande victoria en la batalla. De la misma forma, él pelea nuestras guerras.


Samuel levantó una piedra y la llamó EBENEZER - que significa en hebreo "piedra de ayuda". Lo hizo para reconocer y agradecer el favor y la bondad del Señor. Él es la Piedra principal que fundamenta su pueblo. Él cuida de todos los que se refugian en él. El Señor nos sustenta en la fuerza de su poder y cuida de ti por amor. Por eso, tú también puedes decir hoy Ebenezer. ¡El Señor nos ha cuidado!


Agradece al Soberano por toda la ayuda

La gratitud, la fe y la esperanza son marcas importantes en la vida de los cristianos. Da gracias a Dios por todas sus bendiciones.

Define marcos o memoriales (particulares o públicos) para recordar la bondad del Señor para contigo y para con tu familia.

Ora y da gracias al Señor. Echa sobre él toda la ansiedad porque él tiene cuidado de ti.


Para orar:

Señor, te doy gracias porque me has sustentado hasta aquí. ¡Tú eres mi roca! Gracias por interesarte por mí y por ayudarme en el camino día tras día. Tu mano me fortalece y me conduce. No me dejes seguir solo, Dios. Aunque vengan dificultades, yo creo que tu presencia me guiará cuidándome cada día. En el nombre de Jesús te doy las gracias, amén.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

댓글


bottom of page