Di adiós a la tristeza


¿Por qué voy a inquietarme? ¿Por qué me voy a angustiar? En Dios pondré mi esperanza, y todavía lo alabaré. ¡Él es mi Salvador y mi Dios!

(Salmo 43:5)


En la vida hay un tiempo para todo, incluida la tristeza. Pero también hay un momento en el que se ha de dejar la tristeza y volver a encontrar la alegría. ¿Cómo? Enfocándote en Dios. Él es la fuente de la alegría y la esperanza para tu vida.


Si crees en Jesús eres salvo y Dios está siempre contigo. En Jesús tienes la garantía de una victoria eterna. Dios cuida de ti en esta vida y te da muchas bendiciones tales como el sustento, el consuelo y los amigos. Recuerda las cosas buenas que Dios ha hecho por ti y la tristeza comenzará a disminuir.


Empieza hoy a vencer la tristeza:

Alaba a Dios por las cosas buenas que él ha hecho

Piensa en algunos motivos por los que puedes agradecer

Toma tiempo para apreciar las pequeñas bendiciones


Para orar:

Señor Jesús, gracias por salvarme y por estar siempre conmigo. Ayúdame, por favor, a encontrar alegría en ti. Quiero alabar a Dios de todo corazón, con esperanza y dejar la tristeza. Creo que tú puedes ayudarme a vivir más feliz. Amén.

2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo