Devocional del día


Eclesiastés 7:18

"Bueno es que tomes esto, y también de aquello no apartes tu mano; porque aquel que a Dios teme, saldrá bien en todo".


Como hijos de Dios, somos hijos siempre. Esa verdad y esa identidad no tiene pausa, es una verdad continua. En ocasiones olvidamos esto y dejamos a Dios a un lado cuando las cosas 'no tienen que ver con Él' y negamos la verdad de que TODO tiene que ver con Él. Recordemos que en nuestro trabajo, amistades, escuela, gimnasio, negocios, sueños, hobbies, vacaciones, familia, en todo Él sigue siendo Dios y debe ser por quien vivimos. En la Palabra nos habla que sin importar lo que hagamos, lo hagamos para Su gloria.

Seamos intencionales en nuestro vivir entendiendo que cada segundo que respiramos y que nuestro corazón late, es por Él y para Él. Si queremos que todo salga bien, vivir en propósito y tener una relación con Él, es necesario que ajustemos nuestro enfoque y prioridades.

Quiero retarte a que hagas una lista de prioridades en tu vida. No hagas una lista con las que te gustaría que fueran prioridad, sino con la realidad. Analiza tu vida y ve a que le dedicas tiempo y para cuales cosas haces tiempo; gimnasio, salidas con amigos, ver series, etc. A la luz de eso ve delante del Padre pidiéndole que te ayude a que en esa lista también esté el orar, leer la Biblia, adorar, servir, y honrarlo en cada área de tu vida.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo