Devocional del día


Mateo 7:24

"A cualquiera que me oye estas palabras, y las pone en práctica, lo compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca."


La obediencia es un tanto difícil porque en ocasiones obedecer significa actuar en contra de lo que queremos. La vida cristiana requiere obediencia constantemente porque se nos pide morir a nosotros mismos, a nuestros deseos todos los días y seguir a Cristo. Creo firmemente que para vivir esta clase de vida, requiere mucha intencionalidad de nuestra parte de estarnos constantemente analizando y pidiéndole a Dios que nos examine y ayude a vivir de esta manera.

No es suficiente escuchar y leer la Palabra, como lo dice este pasaje, es necesario oír pero también poner en práctica y habrán cosas que se nos dificultarán más que otras. Pero eso no tiene que detenernos sino que debemos recordar correr a Dios y no olvidar que es Él. Aunque la obediencia no es la que otorga la salvación si es un reflejo de una salvación y fe genuina. Recordemos que no es lo que decimos, sino lo que vivimos lo que refleja lo que realmente creemos.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo