Devocional del día


Éxodo 14:14

"Quédense tranquilos, que el Señor peleará por ustedes."


Algo con lo que personalmente batallo es con el quedarme quieta ante ciertas situaciones y solo confiar en Dios. En mi naturaleza quiero tomar las riendas, asegurarme que tengo el control para obtener los resultados que quiero. Sin embargo, no tengo control de nada. El único soberano por sobre todas las cosas es Dios. Quiero retarte y esto también va para mí, a que pongamos todo en las manos de Dios, a que en humildad rindamos todo delante de Él y confiemos que tiene control de todo. Esa confianza es la que nos lleva a tener paz aun cuando las cosas no parecen salir tan bien, y sin importar los resultados podemos descansar en que es Él quien tiene control de nuestras vidas, de nuestro cada respirar y latir. Esto es algo que tenemos que ser intencionales porque en nuestra naturaleza siempre queremos saltar al volante. Algo que me ayuda a regresar a ese lugar de dependencia es la oración. En ocasiones pensamos que para orar necesitamos la música perfecta, estar solos en nuestro cuarto sin que nadie nos moleste pero la verdad es que podemos orar en TODO tiempo, cuando manejamos, podemos apartarnos de las personas al baño o algún lugar para orar, mientras nos bañamos, cuando estamos limpiando, siempre es momento para hablar con Dios. Cuando venga la ansiedad y preocupación corre a Dios y experimenta de Su paz.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo