Devocional del día


Apocalipsis 21:4

"Dios enjuagará las lágrimas de los ojos de ellos, y ya no habrá muerte, ni más llanto, ni lamento ni dolor; porque las primeras cosas habrán dejado de existir."


La mayor esperanza se encuentra en Cristo y en la vida eterna venidera. Lo que nos ofrece Jesús a través de Su sacrificio es paz con Dios. Nos ha reconciliado con el Padre y nos ha adoptado y tenemos la certeza de que un día estaremos cara a cara frente al Juez y seremos declarados justos por el sacrificio de Jesús y gozaremos el resto de la eternidad en Su presencia. Esa esperanza es la mayor que podemos recibir porque esa esperanza no falla y no se acaba. Por otro lado, esta tierra pasará. Todo lo que vemos y conocemos en este momento es temporal. Por eso es importante predicar el verdadero evangelio y esa esperanza porque si solo ofrecemos esperanza terrenal, estamos ofreciendo algo temporal y pasajero.

Entre más comprendo el evangelio, más dificultad en esta tierra. Me da paz y seguridad saber que esta vida no se compara en NADA a lo que está por venir y que sin importar cuántas dificultades afronte, todo esto pasará y lo que viene es mucho mejor. Me da una esperanza de que aún si todo sale terrible en esta tierra, me espera lo mejor por la eternidad junto a Jesús.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo