Devocional del día


Mateo 6:25

"Por lo tanto les digo: No se preocupen por su vida, ni por qué comerán o qué beberán; ni con qué cubrirán su cuerpo. ¿Acaso no vale más la vida que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?"


La necesidad es real. Esta vida es real, es decir, tenemos trabajos y obligaciones. Pero muchas veces tenemos la mirada demasiado plantada en esta tierra que se nos olvidan las cosas De Dios y perdemos de vista la eternidad. Esto es evidente cuando 'no tenemos tiempo' para servir, leer la Palabra, orar, predicar y simplemente vivir para Dios. Algo que dice la Palabra y que he experimentado de primera mano es que cuando ponemos a Dios por sobre todas las cosas, lo demás cae en su lugar. En ocasiones se nos es difícil soltar las riendas en nuestras vidas y por eso nos afanamos y aferramos al trabajo, dinero, necesidades, responsabilidades, y fallamos en comprender que si buscamos primero a Dios, si estamos plantados primeramente en Él, lo demás cae en su lugar. No hablo de ser irresponsables y no hacer nada, sino que no dejemos que los afanes de esta tierra se vuelvan nuestra prioridad al punto de descuidar nuestra relación con Dios.

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo