Devocional del día


Mateo 10:28

"No teman a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Más bien, teman a aquel que puede destruir alma y cuerpo en el infierno."


La muerte física es inevitable, pero la muerte espiritual tiene solución a través del sacrificio de Jesús. En ocasiones nos sumergimos tanto en este mundo que le damos más importancia al ser humano y tenemos miedo de perder nuestras vidas a causa de nuestra fe. Este pasaje señala que no debemos tenerle miedo a aquellos que solo son capaces de matar este cuerpo, sino que temer a Aquel (Dios) quién no solo puede causar muerte física sino espiritual. Siempre tengamos presente que este mundo es temporal y todo pasará, pero la vida venidera es eterna. Vivamos bajo esa verdad y temamos más a Dios que al hombre. vivamos buscando glorificar, honrar y obedecer a Dios, no agradar al hombre.


0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo