Devocional del día


Lamentaciones 3:23-24

"¡Grande es su fidelidad, y cada mañana se renueva! Por eso digo con toda el alma: 'El Señor es mi herencia, y en él confío!"


Es fácil perder de vista la bondad de Dios cuando dejamos que el caos del mundo nos consuma. Por donde quiera que volteamos podemos ver todo lo que sucede en este mundo. Noticias negativas por todas partes. Muchas de ellas nos afectan de manera directa o indirecta pero sin importar la adversidad, tenemos una esperanza que permanece. Pero como lo menciono, es fácil perder lo que importa de vista y por eso la importancia de meditar en la Palabra de Dios y siempre tener presente quién es él y lo que dice.

Cuando entendemos la herencia que tenemos en Cristo Jesús, podemos mantenernos confiados aún en los peores de los momentos porque entendemos que este mundo pasará pero que lo venidero será para siempre. Tenemos una esperanza que no puede ser quitada por el caos de este mundo siempre y cuando mantengamos a Cristo como nuestro enfoque y centro de nuestras vidas. Quiero retarte a que cada día seas intencional de recordar el sacrificio de Jesús por ti y cómo afecta a tu vida día a día y que en seguridad puedas confiar en Él.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo