Devocional del día


1 Pedro 1:3

"Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que por su gran misericordia y mediante la resurrección de Jesucristo nos ha hecho nacer de nuevo a una esperanza viva."


¿Te es difícil tener un corazón agradecido? Es más fácil reclamarle a Dios por todo lo que no nos ha dado, por las oraciones de las cuales parece no haber respuesta, pero ¿cada cuánto piensas en lo que merecías (muerte) y lo que has recibido (gracia)?

No por que lo merecíamos, sino que por la pura MISERICORDIA de Dios y el sacrificio de Jesús y Su obra completada hemos nacido de nuevo a una esperanza viva. En ocasiones olvidamos que la única razono por la que podemos orar al Padre y tener una relación con Él, es porque hemos sido reconciliados con Él a precio de sangre, por medio de Jesucristo. Ese conocimiento y entendimiento nos debería llevar a una humildad inmensa y siempre estar agradecidos por el mayor regalo que pudiéramos haber recibido. Todo lo demás que podamos obtener en esta tierra es temporal y en algún momento se desvanecerá, pero la salvación es para siempre.

3 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo