Devocional del día


Miqueas 7:7

"Yo, por mi parte, pondré la mirada en el Señor, y esperaré en el Dios de mi salvación. ¡Mi Dios habrá de escucharme!"


Todas las personas tenemos algún tipo de esperanza. Algunos creen que ídolos hechos por manos humanas tienen la capacidad de bendecirlos, otros piensan que el dinero es lo que los puede rescatar de todos los problemas o hasta algunos pueden poner su esperanza en las personas pensando que nunca les fallarán. Todos ponemos nuestra esperanza en algo o alguien. El problema es que cualquier esperanza fuera de Dios es falsa, momentánea y realmente no podemos depender de ello.

Admiro y atesoro las palabras de ese pasaje porque poner la esperanza en Dios es una decisión personal sin importar lo que los de alrededor decidan hacer. Tener esperanza en Dios es creer que él es exactamente quien dice ser y que hará lo que ha prometido hacer sin importar lo que se presente en frente de nosotros.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo