Devocional del día


Proverbios 30:8-9

"Aparta de mí la vanidad y la mentira, y no me des pobreza ni riquezas. Dame sólo el pan necesario, no sea que, una vez satisfecho, te niegue y diga: '¿Y quién es el Señor?' O que, por ser pobre, llegue yo a robar y ofenda el nombre de mi Dios."


Amo las palabras de este pasaje porque de manera sencilla describe el corazón humano. En ocasiones el tener abundancia o simplemente no tener escasez nos pueden llevar. tener una actitud de autosuficiencia y olvidarnos De Dios. Por otro lado, la escasez nos puede llevar a tomar actitudes o acciones deshonrosas hacia Dios. Lo más valioso e importante que tenemos como creyentes es esa relación con Dios, nada se iguala a ello.

De verdad oremos para que nuestro corazón no busque ni se aferre a las cosas de este mundo sino que en humildad lo único que queramos sea a Dios y Su presencia. A veces ponemos tanto la mirada en esta tierra que dejamos de priorizar la obediencia y alabanza a Dios.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo