Devocional del día


Juan 4:32-34

"Él les dijo: Yo tengo una comida que comer, que vosotros no sabéis. entonces los discípulos decían unos a otros: ¿Le habrá traído alguien de comer? Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra."


Jesús en cada momento y escenario de Su vida, tenía demasiado presente que antes de sus necesidades humanas, su principal objetivo era obedecer al Padre. Eso es algo que creo a todos se nos dificulta y requiere de una gran intencionalidad de nuestra parte y dependencia De Dios. En tantas ocasiones estamos cegados y preocupados por todas nuestras necesidades humanas que se vuelven nuestra prioridad y mayor objetivo de nuestras vidas. Seamos intencionales en poner por encima de todo a Dios y Su Palabra. Esto no es algo que sucede de la noche a la mañana sino que se construye día a día.

Que esto no sea algo que te abrume al sentir que no puedes sino que sé vulnerable con Dios y pídele que te ayude en tu debilidad. Créeme que eso es parte de mi oración constantemente porque como dijo Jesús, "...A decir verdad, el espíritu está dispuesto, pero la carne es débil" (Mt. 26:41). La lucha es diaria, por eso nuestra vida como cristianos no puede tener 'descansos'.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo