Devocional del día


1 Juan 2:15-16

"No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo."


El día de ayer hablábamos sobre las doctrinas y la importancia de alinearse a la Palabra. No solo eso es algo a lo que nos enfrentamos con regularidad sino que ahora con las redes sociales, hay demasiadas ideologías que suenan cristianas pero no lo son. La Palabra de Dios es súper clara que los deseos del mundo y la carne NO provienen de Dios. Con ese entendimiento debemos filtrar todo aquellos que quiere acomodar la Biblia para que apoye y justifique lo que el mundo quiere proclamar. Es una gran alerta de pensamientos que debemos rechazar.

Me he sorprendido últimamente de las cuentas en redes sociales que me he encontrado que aparentemente son cristianas pero distorsionan la Biblia de una manera impresionante para apoyar movimientos e ideologías de estos tiempos. Al igual que crean frases bonitas y motivadoras que puedan agregarle "Dios, Jesús, o amén" y ya piensan que automáticamente están correctas. Recordemos que amar y seguir a Dios significa caminar en la dirección opuesta de la que el mundo camina.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo