Devocional del día


Hebreos 13:8

"Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos."


En la vida tenemos diversas temporadas. No solo eso, sino que nosotros también como seres humanos pasamos por transiciones y cambios constantemente. Estos factores pueden hacer la vida un tanto impredecible. Con esto pueden llegar una infinidad de dudas, retos y hasta ansiedades porque no logramos encontrar ese balance de seguridad.

Lo maravilloso dentro del caos de la inconstancia de la vida, es que Dios sigue siendo el mismo siempre. Esto nos puede traer una esperanza porque sabemos que Su carácter, quien nos revela ser a través de su Palabra, descansa totalmente en Su integridad y no en los elementos terrenales. Esto quiere decir que en medio de cualquier situación, podemos aferrarnos a su verdad porque no es dependiente de nada fuera de Él. Es decir, en la dificultad, afrenta, dolor, pérdida y cualquier otra situación, Dios sigue siendo bueno, fiel, justo y no te suelta ni desampara, porque así lo ha prometido.

Quiero retarte a que la Palabra de Dios sea tu pan diario, es la única manera de conocerle y mantenernos firmes ante los cambios de la vida.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo