Dedícate a lo que importa


Se mantenían firmes en la enseñanza de los apóstoles, en la comunión, en el partimiento del pan y en la oración.

(Hechos 2:42)


La iglesia primitiva se enfocaba en los siguientes 4 pilares: la enseñanza apostólica, la comunión entre ellos, las comidas y las oraciones. Visto esto, deberíamos preguntarnos cuáles son las actividades a las que nos dedicamos. Nuestro énfasis debe ser esforzarnos en practicar estos pilares. La enseñanza apostólica es la base de la fe del cristianismo. La comunión es el cuerpo de Cristo unido recibiendo bendición. Las comidas con nuestros hermanos fortalecen los vínculos y sirven para dar a aquellos que no tienen. Y las oraciones nos conectan directamente con Dios.


La iglesia primitiva fue muy bendecida porque se dedicó a esas acciones, ya que amaban a Dios por encima de todo y se amaban los unos a los otros. ¿Qué te mueve a hacer tu amor por Dios? ¿Tiene algún resultado tu amor por tu prójimo? ¡Sigue el ejemplo de la iglesia primitiva!


¡Dedícate!

Estudia la enseñanza de los apóstoles, lee la Biblia

Disfruta de la comunión con la iglesia, sé iglesia con ellos

Intensifica tu oración para que Dios sea parte de tu día a día

Para orar:

Señor Dios, mi Padre amado, ayúdame a dedicarme a aquello que realmente importa como lo hizo la iglesia primitiva. Que mi corazón sea transformado por la enseñanza de los apóstoles, seguidores directos de Jesucristo y que yo pueda amar a mis hermanos como la iglesia primitiva se amaba. Aléjame del egoísmo y del orgullo y que yo me apegue a tus mandamientos. En el nombre de Jesús, amén.

0 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo